Si un servidor dedicado es la mejor opción para su alojamiento, aquí está cómo elegir uno.

¿Cómo funciona un servidor dedicado?

Un alojamiento web dedicado sucede cuando un proveedor de servicio de alojamiento le arrienda a usted un servidor dedicado. El servidor está configurado a la medida de su aplicación, que puede ser un sitio web, una cloud privada, una base de datos, streaming, VOIP, juegos, alojamiento web o cualquier otra necesidad empresarial. A pesar de que el proveedor de alojamiento le alquile el servidor, es usted quien debe administrarlo.

Y no tiene que ser sólo uno: Se pueden combinar varios servidores dedicados para obtener un mayor rendimiento, disponibilidad y escalabilidad. Para empresas más grandes con cargas de trabajo y aplicaciones más intensivas, como AI, juegos, VFX y AdTech, esto puede ser particularmente atractivo.

Hemos escrito un poco antes sobre las consideraciones de negocio respecto a los servidores dedicados y a los servidores administrados. Aquí, vamos a discutir cómo funcionan los servidores dedicados.

Primero: elija su hardware

Una de las grandes ventajas de un servidor dedicado es la personalización, y eso comienza a nivel de hardware. ¿Qué tipo de procesador necesita? ¿Un procesador único con hasta seis núcleos o un procesador doble con hasta veinticuatro?

Entonces tendrá que considerar la memoria. Si tiene un procesador único puede obtener hasta 64 GB DDR4 de RAM. Pero si utiliza el procesador doble, puede gestionar hasta 256 GB DDR4 de RAM.

En términos de almacenamiento local, usted puede construir su servidor con unidades SATA, SAS y SSD de varios tamaños. Y, por supuesto, puede organizar esas unidades en un conjunto RAID1.

Por último, puede personalizar aún más su servidor añadiendo almacenamiento en bloque NAS o SAN, un equilibrador de carga dedicada o un cortafuegos.

Segundo: elija su software

La personalización no se detiene con el hardware. Cuando usted tiene un servidor dedicado, también tiene muchas opciones en términos de qué software instalar. Comenzando con su sistema operativo, normalmente puede elegir entre varias ediciones de Windows Server, CentOS, Debian y Ubuntu.

Si va a ejecutar un servidor virtual (o servidores) en su servidor dedicado, necesitará software de virtualización como Hyper-V, VMware ESXi o Xen Hypervisor.

También es posible que desee opciones de control para su servidor como cPanel, WHM, o Plesk.

Por supuesto, se puede instalar aún más software en su servidor, dependiendo de la configuración del hardware. El software adicional puede incluir software CMS, software de correo, software FTP, y mucho, mucho más.

Tercero: elija sus servicios adicionales

Como ya hemos comentado anteriormente, alquilar un servidor dedicado significa que usted mismo lo administra. Normalmente, el servicio de alojamiento ofrecerá soporte para problemas de hardware, pero eso es todo. Sin embargo, se pueden ofrecer otros servicios por un cargo adicional. Ejemplos de estos servicios incluyen la migración de servidores, copias de seguridad en cloud, varios servicios de seguridad, protección DDoS, cortafuegos y monitoreo de respuesta rápida.

La moraleja

Tal vez usted tiene una gran lista de lo que quiere y necesita para su servidor. Como puede ver, la personalización sin fin que ofrece un servidor dedicado puede manejar los criterios más exigentes.

Para obtener más información, visite https://iweb.com/es/servidor-dedicado y contáctenos hoy.

________

[1] “Redundant Array of Inexpensive Disks”, traducido por “matriz redundante de discos independientes”.